Rusia

WASHINGTON.— La OTAN no busca una confrontación con Rusia y no se verá arrastrada al conflicto en Ucrania, dijo el jefe de del Departamento de Defensa, Lloyd Austin.

Las palabras de Austin llegan luego de que el vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, Dmitri Medvédev, señalara que Estados Unidos, la OTAN y la UE no quieren una ruptura definitiva con Moscú.

«La OTAN es una alianza defensiva y no busca la confrontación con Rusia. No supone una amenaza para Rusia«, comentó Lloyd Austin durante una conferencia en Canadá.

El secretario de Defensa estadounidense calificó el conflicto de Ucrania como la mayor crisis de seguridad a la que se ha enfrentado Estados Unidos desde el final de la Guerra Fría.

«El resultado de la guerra en Ucrania contribuirá a marcar el rumbo de la seguridad mundial en nuestro todavía joven siglo«, enfatizó Austin. Asimismo, aseguró que la OTAN seguirá apoyando a Ucrania, y «reforzando las capacidades de defensa colectiva y de disuasión» de la Alianza.

Por otra parte, el jefe del Pentágono advirtió que el conflicto en Ucrania podría fomentar la proliferación de armas nucleares, que los regímenes no democráticos de todo el mundo podrían ver como «una licencia para cazar«.

Además, indicó que el resultado de la confrontación determinará todo el panorama de la seguridad global en el siglo XXI y el destino del orden mundial que se construyó al final de la Segunda Guerra Mundial.

«Los pueblos del mundo no quieren una vuelta al pasado, el inicio de una nueva y oscura era de inestabilidad, caos y guerra. Y la invasión rusa es una oportunidad para evaluar un posible mundo de tiranía y agitación en el que ninguno de nosotros quiere vivir», acotó Austin.