Banco Mundial

BANCO MUNDIAL.— Los precios de los fertilizantes en el mundo crecerán un 70% al cierre de 2022, debido al aumento de los costos de producción, la situación geopolítica y las restricciones comerciales en China.

La información se desprende de un nuevo informe que publicó el Banco Mundial esta semana en el que calcula: “según as previsiones, los precios de los fertilizantes crecerán un 70% en 2022 antes de bajar en 2023”, destaca el documento.

Señala que los principales factores del crecimiento de los precios son el aumento de los costos de producción, la situación en Europa del este y la prolongación de las restricciones a las exportaciones por parte de China.

El documento sostiene que los precios de los fertilizantes nitrogenados ya crecieron más que después de la crisis de 2008.

A su vez, los precios de los fertilizantes fosfóricos crecieron un 11% en el primer trimestre de 2022. Los fosfatados crecieron casi el doble en 2021 y se pronostica que subirán un 50% más en el resto del año.

Por último, los fertilizantes potásicos ascendieron casi un 80% en 2022 y se prevé que sus precios seguirán altos en 2023, si no se reanudan los suministros desde Rusia y Bielorrusia.