BRASILIA.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó su deseo de “explotar” la Amazonía brasileña junto a Estados Unidos y su intención de “revisar” la demarcación de reservas indígenas en ese país sudamericano.

En una entrevista con una emisora local, Bolsonaro volvió criticar la “industria de las demarcaciones” de tierras indígenas en Brasil y defendió que los indios y los descendientes de esclavos puedan “vender o explotar” sus tierras como “consideren mejor”.

“Las demarcaciones de tierra que pueda revisar, las voy a revisar”, aseguró el mandatario, quien puso tela de juicio algunos de los informes que permitieron la delimitación de reservas indígenas en Brasil.

Una de las primeras medidas del presidente brasileño, quien tomó el poder el pasado 1 de enero, fue transferir del Ministerio de Justicia al de Agricultura, que defiende los intereses de los grandes propietarios rurales, la responsabilidad de delimitar las reservas indígenas.

La medida fue rechazada por organizaciones defensoras de los pueblos indígenas de la Amazonía, a las que el mandatario ha acusado de “explotar y manipular” a los indios, y por la Fiscalía general de Brasil, que considera inconstitucional la política indígena proclamada por el nuevo gobierno.

Durante la entrevista, el mandatario mencionó la riqueza mineral del estado de Roraima, frontera con Venezuela y Guyana, y contó que, en su visita a Estados Unidos, le trasladó al presidente Donald Trump su deseo de explotar la región amazónica de forma conjunta.