WASHINTONG.- El Banco Mundial destinará cerca de 200.000 millones de dólares entre 2021 y 2025 para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar el cambio climático. Respecto al periodo anterior, la cifra se duplicó.

La mitad del nuevo monto es financiado directamente por el organismo mientras que el resto del dinero se repartirá entre una tercera parte de fondos directos de dos agencias que dependen el BM y dos terceras partes de fondos privados. Concretamente se destinarán 40.000 millones anuales de los cuales 27.000 son directos, explicó el responsable del clima del Banco, John Roome.

De junio del 2017 al mismo mes del año que corre, el Banco contribuyó con 20.500 millones y promedió un total de 13.500 millones de dólares anuales durante el 2014 hasta el 2018.

La decisión llegó tras la celebración de la 24ª conferencia de la ONU sobre el clima en Polonia (COP24) donde el Secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió que el mundo se comprometa a luchar más contra el cambio climático ya que considera que todavía no se hace lo suficiente para evitar y/o prevenir consecuencias irreversibles y desastrozas.

Durante su discurso llamó a los países a tomar medidas concretas y exigió, por ejemplo, que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan en un 45% de cara a 2030 respecto a los niveles de 2010 y que para 2050 sea netamente neutras. En la misma línea deseó que las renovables suministren por lo menos la mitad de la energía primaria del mundo para ese entonces.