Rusia

MOSCÚ.— Unas 140 monedas romanas fueron descubiertas a 1.000 kilómetros de las fronteras del Imperio romano, en un bosque situado a 10 km de la ciudad rusa de Tula.

Según expertos, este hallazgo ayudará a comprender mejor los vínculos de la región con la antigua civilización.

El tesoro fue descubierto por arqueólogos del Museo-Reserva Campo de Kulikovo y ya se convirtió en uno de los hallazgos más nórdicos de monedas de bronce romanas, según los expertos.

Según las primeras investigaciones todas las monedas fueron acuñadas a finales del siglo IV y principios del V.

En las últimas décadas, se han descubierto cuatro tesoros de esa época en la región, pero cada uno de ellos no contenía más de dos docenas de monedas.

El tesoro, siendo más precisos, fue hallado en la región de Alto Oka, donde hace miles de años vivían tribus, bárbaros reclutas por el imperio romano y otras personas empleadas por los ejércitos romanos y bizantinos.

Los expertos destacaron que las monedas hayan llegado por el comercio ya que estos territorios distantes no estaban en una zona de intereses comerciales de los antiguos romanos.